TRANSLATOR BLOG

Translate to Arabic Translate to Bulgarian Translate to Simplified Chinese Translate to Traditional Chinese Translate to Croatian Translate to Czech Translate to Danish TTranslate to Dutch Translate to English Translate to Finnish Translate to French Translate to German Translate to Greek Translate to Hindi Translate to Italian Translate to Japanese Translate to Korean Translate to Norwegian Translate to Polish Translate to Portuguese Translate to Romanian Translate to Russian Translate to Spanish Translate to Swedish
Download this Cross-Cultural Communication Tool from Get International Clients

Seguidores

sábado, 11 de abril de 2009

Filosofía de la India antigua

Se llama filosofía hindú a la suma de doctrinas religiosas cercanas al hinduismo. Su desarrollo se encuentra estrechamente ligado a la historia de la India, que desde tiempos muy remotos fue un auténtico crisol de culturas, las cuales con el tiempo se fusionaron y dieron como resultado una doctrina desarrollada principalmente en el ámbito religioso.
Según los hinduistas, en la India se definen dos tipos de doctrinas:
1) āstika' (‘[Dios] existe’, en sánscrito; siendo asti) las que aceptan la autoridad de los Vedás, como el hinduismo en todas sus ramas.
2) nāstika' (‘[Dios] no existe’), que rechazan la autoridad de los Vedás y por lo tanto los hinduistas consideran ateos. Por ejemplo: el ayivika (‘que sigue reglas especiales en lo que respecta a la manutención) y el yainismo.
Sólo los chárvaka (seguidores del filósofo ateo Chárvaka) y el budismo se puede considerar doctrinas realmente ateas.
Desarrollo
La religión es el centro de su existencia, fundamentalmente por la actitud mística de sus habitantes, rasgo determinante de sus diferentes razas, castas, tribus y sectas.

Así, el desarrollo de las doctrinas en la India se encuentra estrechamente relacionado con su cultura e historia, que estuvo muy influenciada por las invasiones de tribus indoeuropeas que ya traían un bagaje cultural hacia el año 1500 a.C. y que se amalgamó con la cultura de los pueblos, entre los cuales el drávida era el más importante, que ya poblaban la India entonces conformando con el transcurso del tiempo la cultura india.

Debido a que la religión es un factor determinante en el desarrollo de la doctrinas hindúes, es necesario destacar que dicho desarrollo se encuentra también íntimamente relacionado con los períodos históricos de la India, tomando como criterio de clasificación, la religión. Así podemos establecer dos períodos de desarrollo siguiendo un orden cronológico en el asentamiento de las religiones.

Hay que destacar que en general, aunque hubo supremacías de ciertas ideologías en determinados momentos, esto no significó necesariamente una supresión total de las ideas competidoras sino que más bien se produjo un estado de convivencia entre todas.
Primer período
Época védica (1500-800 a. C.)
Época brahmánica (800-500 a. C.)
Época hinduista (500 a. C.-actualidad)
Segundo período
Época budista
Época del dualismo
Época islámica
Origen de la palabra hindú
Originariamente la palabra hindú proviene del idioma persa, que era la manera en que los persas pronunciaban el nombre del río Sindhu (en español, el río Indo, que antiguamente era la frontera de Indostán).

Según la Real Academia Española, la palabra en castellano proviene del francés hindou.
Se denomina hinduista o hindú a la persona que practica alguna de las religiones del hinduismo, pero también designa a quien forma parte de la cultura hinduista.

Debido al hecho de que la mayoría de la población de la India profesa el hinduismo, junto con el deseo de evitar la ambigüedad del gentilicio indio (usado también para designar a los aborígenes del continente americano) explica que prácticamente desde su introducción al idioma español en el último tercio del siglo XIX se haya usado también la palabra hindú para designar a los naturales de la India.

Este uso extensivo de hindú es admisible en contextos en que no exista riesgo de confusión con su sentido estrictamente religioso.
Época védica (1500-800 a. C.)
En esta época, el vedismo era la tradición predominante en la India y constituía la herencia cultural de los indoeuropeos así como de las bases sobre las que se desarrolló después el brahmanismo y el hinduismo mediante una producción literaria que está considerada como la más antigua en la India.

La literatura védica esta conformada por los samjitas (‘colecciones’), que también son conocidos simplemente como Vedá. Son libros de contenido esencialmente religioso con escasas manifestaciones de pensamiento filosófico.

Sin embargo, se encuentran dos ideas de naturaleza filosófica, que son, «la idea de lo Uno (eka) como origen de todo», que aparece en el himno X, 129 del Rig Vedá, y «la idea de un orden cósmico (rita)».
Lo Uno como origen de todo
Esta idea formula la doctrina del origen de todo a partir de una entidad abstracta y absoluta, lo Uno, entidad única de la que surge la multiplicidad y la variedad de la realidad empírica, inexistentes antes.

Con el tiempo otros pensadores trataron de establecer la naturaleza de la relación entre la entidad abstracta y absoluta de lo Uno y la realidad empírica formulando diversas teorías al respecto que se desarrollarían durante todo el curso de la historia del pensamiento del vedismo, el brahmanismo y el hinduismo, y que sólo encontrarían oposición con el desarrollo del budismo.
El orden (rita)
La segunda idea de características filosóficas es la noción expresada por el término sánscrito rita, que ha sido traducida como ‘orden cósmico’ y que expresa la regularidad de los procesos que se dan en nuestra realidad, la inevitable secuencia entre diversos hechos como lo opuesto al desarrollo irregular y arbitrario de los procesos naturales, rituales y morales.

Esta noción de orden abarca también el ámbito ritual manifestándose en una secuencia establecida de actos rituales y del efecto que producen al haberlos realizado correctamente. es mui loko
El brahmanismo
No fue un cambio abrupto el que permitió salir del vedismo propiamente dicho y entrar al brahmanismo, podríamos tomar todo el proceso como un devenir.
El pensamiento
Aproximadamente entre el año 1000 y el 600 a. C., aparece en el pueblo la necesidad de agregar el pensamiento a su devoción mística. Los sistemas que se desarrollaron para estudiar e interpretar el mundo dieron nueva forma a su religiosidad. Sin embargo, no estudiaron el mundo visible dedicándose a las ciencias y a la naturaleza como en Occidente, sino que estudiaron el ojo que ve el mundo y siguieron transitando un sendero místico y devocional, no sólo en los sistemas religiosos sino también en los filosóficos ateos.

Una creencia común entre los hindúes es que su vida es de cierta manera porque condiciones anteriores así lo han determinado, sólo puede trabajar para obtener un futuro mejor. Es importante observar que no se trata de una postura fatalista, el practicante sabe que al cambiar su interior cambiará el mundo. Para lograrlo, busca sentir en su interior la esencia divina de la realidad total, poniendo en práctica técnicas espirituales que eliminen toda limitación a fin de sentirse en íntima relación con su verdadero y desconocido ser interno, que es precisamente la realidad total. Ésta disciplina se conoce con el nombre de yoga.

Otras formas de religiosidad hindú son: el budismo (que nació en la India pero prosperó en el exterior), el tantrismo, el lamaísmo y, en menor medida, el yainismo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

esta chevere la informacion pero no es lo ke necesitaba jajajjajaj``

Lea también

Related Posts with Thumbnails